Twin Peaks: El regreso de un clásico de la televisión

En la era de Netflix, FOX, HBO donde todo es efímero y desechable, son pocas las producciones que sobreviven en el tiempo y se reinventan a tal punto que no pasan de moda. Un ejemplo de esto es la serie Twin Peaks creada por David Lynch y Mark Frost, que luego de 25 años de su último capítulo volvió a la pantalla con su tercera temporada.
Desde que se estrenó en 8 de abril de 1990, marcó una nueva manera de concebir la ficción. La primera temporada contó con ocho episodios y la segunda, con 22. Ambientada en una pequeña ciudad con pocos habitantes, que le da nombre a la serie, la historia cuenta las experiencias de un agente del FBI, Dale Cooper, quien llega para investigar el asesinato de Laura Palmer, una popular estudiante de secundaria, cuyo cadáver es encontrado por la policía local dentro de una bolsa de plástico, a orillas del lago Black, caso que conmocionó a todo el pueblo. El agente Cooper, interpretado por Kyle MacLachlan era un hombre amable, sonriente y siempre estaba dispuesto a ayudar, con su interpretación cambió el rol de los policías de la época que aparecían en televisión.

La serie quedó en la memoria de todos los fanáticos y amantes de la ficción, porque a pesar de su corta duración, en cada capítulo pudo mezclar, como ninguna otra, la trama de suspenso con el melodrama, el terror sobrenatural con el humor, el policial con un universo de alucinaciones. Fue sin dudas la serie que anticipó el uso de recursos y lenguaje cinematográfico en la televisión. Con el tiempo, Twin Peaks se convirtió en inspiración para muchos cineastas, directores, actores y también dejó sus huellas en el mundo de la literatura y la música, incluso hay quienes aseguran que el heavy metal tiene una estrecha relación con ella.
Tal vez, sea una de las pocas producciones que lograron el reconocimiento y la admiración de diversos directores y productores cinematográficos. La creación de David Lynch ha sido vital para entender cómo son las series en la actualidad, dado que marcó una nueva narrativa policial; antes de esta ficción existían historias que tenían un principio y un final: había una trama, un personaje, se resolvía el caso y colorin colorado…
Por eso, se dice que fue una serie artísticamente más cercana al cine que a la televisión de ese entonces. Incluso es considerada uno de los primeros fenómenos adictivos de la época ¡y eso que no existía Netflix!

Muchos de sus fans aseguran que la serie entera era una alucinación, desde la trama, los personajes, la iluminación hasta la escenografía: no en todas las series aparece un cuarto rojo, con sillones y un enano que habla al revés. Esa mezcla de sueño y realidad se convirtió en su sello característico, que muchos directores de la actualidad rescataron de una u otra forma, “True Detective”, “The Killing” y “Fargo” son algunas de las series contemporáneas que tienen elementos reconocibles de Twin Peaks, así como la ya clásica “The X-Files” (Los expedientes secretos X).
Aunque su regreso se hizo esperar, 25 años después Twin Peaks volvió con 18 episodios recargados de misterio, tramas originales y personajes emblemáticos que no dejan de sorprender y fascinar a los amantes de las series, en especial a sus fieles seguidores.

Nota: Romina Bavastro

More from Anatomia Urbana

“MI MEJOR OBRA”  EN LA UNSL

 Esta es una convocatoria que se hace en simultáneo en todo el...
Leer Más

Deja un comentario