Paul Klee y su mundo de marionetas

Paul Klee (1879-1940) fue un artista, un pensador lógico cuyo arte estuvo construido por procesos racionales. Los métodos abstractos de Klee lo llevaron a crear imágenes poéticas que tienen un intenso aroma infantil, con audaces líneas que describen ángeles y demonios, la inocencia y la experiencia. Entre 1916 y 1925 creó cincuenta títeres de mano para su hijo Félix, de las cuales treinta todavía se conservan.

Para crear las marionetas, el artista nacido en Suiza, utilizó materiales de su propia casa: huesos de carne, enchufes eléctricos, cepillos de cerda, trozos sobrantes de pieles y cáscaras de nuez. Los primeros trajes fueron cosidos por Sasha Morgenthaler, quien más tarde se convirtió en un fabricante de marionetas muy conocido. Luego Klee empezó a coserlos el mismo.

Paul Klee (1879-1940) nació en Suiza y estudió en la Academia de Bellas Artes de Munich. Klee participó en varias exposiciones entre 1911 y 1913. Su carrera estuvo marcada por un viaje, que hizo a Túnez en 1914, con August Macke y Louis Moillet, que lo inspiró a pintar su primera obra abstracta. Desde 1919 estuvo representado por Hans Goltz, un distribuidor influyente. Klee enseñó en la Bauhaus de 1921 a 1931; cuando el ascenso del nazismo obligó al cierre de la Bauhaus, Klee emigró a Suiza. Allí murió en 1940.

Estos personajes son muy ilustrativos de los acontecimientos artísticos y sociales de la época; y además nos retrotraen a la relación de Klee con su familia.

Cuando los nazis llegaron al poder su arte llegó a ser primitivo y brutal; tal vez sólo el salvajismo de arte rupestre podría hacer justicia a un mundo oscuro.

Tags from the story
, ,
More from Anatomia Urbana

“MI MEJOR OBRA”  EN LA UNSL

 Esta es una convocatoria que se hace en simultáneo en todo el...
Leer Más

Deja un comentario