No hay descanso para los valientes

La película, que fue dirigida por Alain Guirauide, corrobora la premisa de Macedonio Fernández: “No toda es vigilia la de los ojos abiertos”.

Fiel a su estilo y a su universo entreverado el director retrata a Basile, un adolescente que sueña que, si vuelve a soñar, morirá. Por eso está condenado a una vigilia eterna, para sobrevivir. Pero, para no perder ese mundo mágico de lo onírico, el protagonista convierte su vigilia en sueño.

La trama nos va llevando por ese mundo mágico pero escapa a todo lugar común de la representación de sueños lúcidos o relatos oníricos.

“Existencialismo lúdico, emancipación narrativa y asociación libre articulan argumento y forma en este relato capaz de combinar géneros cinematográficos con gran libertad. La puesta en abismo concebida por Guiraudie responde fielmente a la lógica de los sueños, de tal modo que un personaje que acaba de morir puede aparecer unos minutos más tarde sin ninguna explicación. Algunas secuencias son memorables, como la “partida” de un amante maduro de Basile o la aparición de una cantina en el medio de la nada. Película imprevisible y esencialmente popular”, describe Roger Koza.

 

Ficha Técnica

Dirección: Alain Guiraudie

Producción: Nathalie Eybrard, Jean-Philippe Labadie

Guión: Alain Guiraudie

Fotografía: Antoine Heberlé

Edición: Pierre Molin

Sonido: Sylvain Girardeau, Jean-Christophe Julé, Veronika Hlawatsch

Reparto: Thomas Suire, Thomas Blanchard, Laurent Soffiati, Vincent Martin

Música: Bruno Izarn, Jacques Mestres

More from Anatomia Urbana

“MI MEJOR OBRA”  EN LA UNSL

 Esta es una convocatoria que se hace en simultáneo en todo el...
Leer Más

Deja un comentario