Leche: una propuesta distinta para vivir el arte

 

Intervenir artísticamente un espacio de encuentro fue la primicia que le dio vida a Leche, un proyecto que surgió con el fin de crear espacios de diálogo y promover el intercambio de experiencias culturales. Leche no es una clásica galería de arte y al mismo tiempo es mucho más que una pared en un café.

Leche es una propuesta que arrancó hace 4 meses cuando Seis Quince Café abrió sus puertas en el centro de San Luis.La idea de sus creadores Ramiro Gutiérrez  y Celestine Bazán, es principalmente brindar un lugar para la promoción de artistas emergentes o consolidados en pintura, escultura, diseño gráfico, ilustración, fotografía, arte digital, dibujo entre otras disciplinas. Leche es una pared que permite transmitir el arte dentro de un café y permitir que se mimeticen con la vida diaria, con la rutina del café, transformándolo. La pared habla, tiene vida y sobre todo espera a ser intervenida para dejar de ser pared y convertirse en un espacio social compuesta de historias.Es un café que actúa como dispositivo de vinculación social, de comunicación y participación; es una herramienta de pensamiento para el intercambio de saberes.

Como dicen sus creadores Leche es un punto de encuentro que posibilita abrir el diálogo entre los actores creativos potenciando que se desprendan nuevos desafíos entre ellos.  Surge con el objetivo de estimular, difundir y contribuir a las creaciones locales. Por eso, la propuesta de trabajo se basa en realizar una inauguración al mes, lo que permite renovar al artista “tratamos de que sean artistas puntanos o que residan en la provincia, el primer mes se hizo una presentación con 25 fotógrafos, ahora hay una exposición de pintura. Cuando abrimos hicimos una convocatoria abierta, y se presentaron diferentes artistas, también la gente nos va recomendando nombres y nos contactamos con ellos. La idea es que cualquiera participe, sólo nos tienen que escribir; se trata de darle la oportunidad a los que no se animan a exponer, es una manera de probar y de ver cómo el público vive la obra” expresó Celestine.

Las paredes del café se transforman en cada exposición, se renueva con cada artista y se resignifica con las distintas miradas de los que comparten un café, un reencuentro. En Seis Quince Café cada vez que se inaugura una obra se hace un evento especial, por lo general el artista  realiza una intervención en vivo, también hay músicos invitados y siempre, más allá de pasar un grato momento lo que se busca es tratar de generar cruces desde una mirada en donde la idea de cultura es, siempre, una larga conversación.

Leche es un espacio de arte independiente, que se presenta como un lugar de resistencia en una sociedad de individualismos, permite disfrutar de pequeños encuentros heterogéneos de vivencias colectivas. Es un punto de encuentro que se proyecta a futuro, como expresa Celestine Bazán, afirmó que la idea enun futuro es ampliar la propuesta yfomentar más espacios de diálogo como charlas y talleres formativos, además de la posibilidad de abrir una galería de arte.

Este espacio pretende traspasar los límites edilicios y convertirse en un modo particular de expresión, de sentimientos, de encuentros y de experiencias compartidas que a través de un mural, de un café permiten conectarse con lo más profundo del alma.

Nota: Romina Bavastro

More from Anatomia Urbana

Latitud 33. El balcón y el espejo de la sensualidad

¿De qué planeta es el amor? ¿De que mentira es el tiempo?...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *