Fuente de poder trashumante: El Santo de la Quebrada recibió a sus seguidores

Todos los años miles de fieles peregrinan a la Villa de la Quebrada para agradecer y solicitar favores al Cristo milagroso tan popular en toda la zona de Cuyo. Desde los lugares más recónditos concurren a esta cita inapelable, son muchos los milagros que se le atribuyen y la fe se pone a prueba año tras año.

Se estima que este año la fiesta patronal recibirá la visita 200 mil fieles (o más) que desde el domingo (noche previa al Día del trabajo) llegaron: caminando, cabalgando o en servicios de transporte. Durante el día se realizael vía crucis situado alrededor de la iglesia y luego la concurrencia a misa. El miércoles, día de la festividad patronal, es feriado provincial y la jornada de convocatoria multitudinaria en el pueblo, ya que se realiza la tradicional procesión. Es este el único día en que la imagen recorre las calles para acercar sus bendiciones, la misa tiene horario a las 15:00hs.

Disfrutemos una de las leyendas más pregonadas, una de las que da origen al mito.

El descubrimiento del Santo de la Quebrada, como se le decía originalmente, se le atribuye a don Tomás Alcaraz, quien encontró el Cristo dentro de un árbol, precisamente un algarrobo.Se dice que Alcaraz era un hachero de la zona, pero nada se ha confirmado.

En cuanto al lugar. Es casi seguro que fue el mismo donde se instaló la capilla, existe una versión que roza lo legendario y asegura que una vez encontrado este tesoro religioso, fue llevado por don Tomás a su casa, de la cual desapareció a los pocos días. Tras una angustiosa búsqueda fue hallado en el mismo lugar de su descubrimiento, esto se interpretó entre los circunstantes (entre ellos Alcaraz y su esposa Manuela) como que el santo era de todos y, por lo tanto, era su deseo permanecer allí, donde fue avizorado en primera instancia.

Sobre la posible ceguera de Tomás Alcaraz. Tal padecimiento jamás pudo ser probado, y debemos atribuirlo a una distorsión elaborada por la memoria colectiva. Es tal, que se estableció un paralelismo con el descubrimiento del Señor de Renca ocurrido en 1636 en la Comuna de Renca, República de Chile y que un siglo después de haber sido llevado a Córdoba, se quedó en la localidad sanluiseña del mismo nombre. Esta manifestación divina fue hecha a un humilde indio hachero, y según se decía por entonces, era ciego. La fantasía popular hizo el resto y le atribuyó a Alcaraz ser ciego también. Se pasó a afirmar que la cura de tal minusvalía fue obra del santo y haber sido realizado en su descubridor el primer milagro.

El Señor de la Quebrada es una imagen muy pequeña, tal vez una de las más pequeñas en los santuarios argentinos. Es un Cristo en la Cruz con una particular característica: no está agonizante, sino muerto. En la actualidad permanece la imagen original en la iglesia del lugar, a la vista de los creyentes.

 

Nota: MadyM.

Fuente: Blog sobre Historia de San Luis.

Corrección: Federico M.

More from Anatomia Urbana

“MI MEJOR OBRA”  EN LA UNSL

 Esta es una convocatoria que se hace en simultáneo en todo el...
Leer Más

Deja un comentario