El show de los comentarios

Fanático o no de internet,  somos testigos del protagonismo que han ganado las redes sociales en la vida cotidiana, a tal punto que la Web  es uno de los principales medios de entretenimiento  y diversión de los jóvenes y no tan jóvenes.  Pero hay un pasatiempo en particular que cada día gana más adeptos.

No se trata de un juego, ni de una aplicación de moda, es algo sencillo y complejo a la vez, hasta podría decirse que es un disparador de emociones. Si bien su atractivo no tiene mucha explicación  en sí,  para poder entender este entretenimiento,  sólo basta con abrir un post y dejarse llevar por lo que ahí se lee. De eso se trata, ni más ni menos, de leer los comentarios que acompañan la publicación.  En ese intercambio de opiniones, de expresiones, radica la diversión para muchos lectores y usuarios de las redes sociales.

Que la tecnología ha cambiado la forma de comunicarnos e interpretar la realidad ya todos los sabemos, sin embargo  las emociones y experiencias personales no dejan de estar presente en las opiniones  y pensamientos que expresamos día a día en los diferentes ámbitos, y más aún en el mundo virtual, donde el anonimato y la disociación espacio-temporal favorecenla desinhibición de los usuarios. Y es en ese momento de sinceridad y espontaneidad donde comienza el show. Según el tema que se trate, es el ambiente que se genera, pero sin dudas que la creatividad y la imaginación siempre están presentes en cada uno de los comentarios. A veces la cosa se pone seria, y se expresan desde expertos en el tema hasta aquellos que la tocan de oído (como se suele decir) pero que siempre tienen algo para opinar. En ese intercambio de ideas se genera algo único, que no siempre sucede en las conversaciones cara a cara, es algo propio de la magia de internet.  Así es, como un tema que en principio se plantea como algo serio se convierte en un sinfín de bromas y ocurrencias que generan la risa de muchos lectores y la bronca de otros. Y a veces sucede todo lo contrario, de un tema banal se origina un debate maravilloso, que va desde los comentarios comunes, los de experiencia propia,  hasta los más rebuscados aportes filosóficos. Uno nunca deja de sorprenderse. Y eso es lo que atrae de esta nueva forma de contar e  interpretar las noticias, inclusoestán aquellos que ni siquiera  leen la publicación y pasan directo a los comentarios, total siempre hay alguien que pregunta de qué se trata la nota y muchos que le cuentan, por supuesto, desde su propia interpretación. Existe de todo en estos espacios de diálogo, desde opiniones extremistas, hasta los hechos más sinceros de solidaridad y empatía, podemos encontrar expresiones políticas, sociales, religiosas y hasta aquellas que de lo único que se encargan es de hacer visibles los errores ortográficos y/o de sintaxis que cometen algunos usuarios.Están también los que no se conforman sólo con el comentario y se dedican, a modo de psicólogo, a analizar los perfiles de los partícipes de la conversación, a ver si de esa manera descubren algo que explique o fundamente su comentario. Nadie está ajeno y se salva de esas prácticas al estiloSherlock Holmes, es más quien se involucra en estos debates sabe y entiende las reglas del juego.Y el que no las entendió termina por abandonar de mala manera la conversación o en el peor de los casos hasta proponen solucionarlo por las manos,lamentablemente la violencia siempre está presente, aún a la distancia espacio-temporal.

Aun así, lo que caracteriza esta especie de juego, en el que todos son periodistas, psicólogos, analistas e incluso detectives es la imaginación y el sentido del humor, hasta tal punto que a veces las intervenciones de ciertos usuarios llegan a tener más “Me gusta” que la  publicación.  Y en eso consiste la diversión, porque incluso no es necesario opinar para ser cómplice de lo que ahí pasa ya que siempre hay alguien que pone en palabras un pensamiento en común; solo basta que alguien rompa el hielo y haga un comentario a modo de disparador del debate para que comience el show…como  los mismos usuarios dicen “¡preparen los pochoclos que esto se está poniendo bueno!”.

Nota: Romina Bavastro

 

 

 

More from Anatomia Urbana

“MI MEJOR OBRA”  EN LA UNSL

 Esta es una convocatoria que se hace en simultáneo en todo el...
Leer Más

Deja un comentario