El Bestiario y sus máscaras en el presente: una obra que incita a la reflexión

Entre fábulas, caretas y animales los artistas Sergio Rosas y Rodrigo Barroso, exhibieron en el Auditorio Mauricio López, su obra “El Bestiario y sus máscaras en el presente”.

El bestiario y sus máscaras en el presente es una muestra que busca reflejar a través de esculturas cerámicas, la metamorfosis del comportamiento humano y su doble discurso, como así también las intensas luchas de poder y la eterna puja  entre el que somete y el que intenta liberarse.  Inspirados en la idea del bestiario de la época medieval en la que se asignaba a los animales, tanto reales como imaginarios, connotaciones asociadas a virtudes positivas o negativas, los artistas Sergio Rosas  y Rodrigo Barroso  dieron rienda suelta a su imaginación y crearon distintas figuras animales-humanas, dotándolas de sentido e identidad a cada una de ellas.

En una sociedad hedonista sometida por la apariencia, lo superficial y el consumo, en la que vale más lo que se muestra,lo que ven los ojos que la esencia humana, emergen esas bestias de fábulas, camufladas bajo distintas máscaras sociales. Máscaras que sirven para jugar a ser algo o alguien diferente. Desde esta perspectiva, surgió “El Bestiario y sus máscaras en el presente”, la exposición que con un despliegue asombroso de técnicas, cargado de simbolismo, metáforas y evocaciones invitan al espectador a reflexionar acerca de la ambigüedad que nos rodea.

La exposición está compuesta por más de 20  esculturas; la familia de osos que hace alusión a los prejuicios hacía las parejas homoparentales; los zorros y conejos que visibilizan las peleas de clases y de poder; el ciervo que se mira a sí mismo como clara expresión hedonista, gatos lectores y sapos vanidosos son algunas de las obras que más llaman la atención por su significado y tratamiento artístico. Según sus autores,  El bestiario y sus máscaras en el presenteabre líneas de pensamiento ligadas a lo ritual, lo arquetípico, lo íntimo pero también lo siniestro y lo dominante y el lugar de esperanza que proporcionan las micro-utopías.

El bestiario y sus máscaras en el presente, fue presentada a principio de año en suelos mendocinos. Días atrás, los puntanos también pudieron disfrutaren el auditorio Mauricio López (pese al reducido horario de acceso al público) del arte de este dúo, mitad puntano mitad mendocino, que a través de máscaras recargadas de simbolismos, metáforas y evocaciones invitan a soñar otra realidad.

 

Nota: Romina Bavastro

 

More from Anatomia Urbana

Latitud 33. El balcón y el espejo de la sensualidad

¿De qué planeta es el amor? ¿De que mentira es el tiempo?...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *