Apasionados por Netflix

A medida que la tecnología se incorpora en la vida cotidiana, va cambiando nuestra manera de estar y actuar en el mundo, a tal punto, que la forma de pasar el tiempo libre también se modifica. Lo que está sucediendo hace unos años con Netflix, es un claro ejemplo de este cambio en los hábitos y preferencias de las personas.

La instantaneidad y accesibilidad, convirtieron a Netflixen el servicio de programación online mejor posicionado en todo el mundo.  Para ver una película o una serie, basta con tener un dispositivo conectado a Internet y una suscripción al servicio, esta plataforma no tiene limitaciones geográficas ni de temporales, sólo es cuestión de tener ganas de ver algo interesante y dejarse llevar por la cantidad de propuestas que ofrece. Su atractivo, sin dudas, radica en el poder disfrutar por un precio relativamente bajo, de un sinfín de películas o series, sin necesidad de ajustarse a las opciones que presentan las programaciones de los distintos medios. Precisamente la idea de despojarse de horarios fue lo que motivó la creación de la plataforma.

La historia de Netflix comienza por un descuido de Reed Hasting, su creador, quien olvidó devolver a tiempo la película que había alquilado en una conocida cadena de videoclubs de EEUU, lo que originó una deuda considerable por no devolverla en el plazo establecido. Amante del cine y graduado en informática, Hasting comenzó a pensar la manera en que los aficionados al cine, pudiesen disfrutar de ver películas en sus tiempos libres, sin depender de los horarios de los videoclubs y principalmente sin tener que pagar por devoluciones tardías. Así fue como, en agosto de 1997 nació Netflix ycomo cualquier empresa mediática su trayectoria se hizo de a poco, ocasionando en sus primeros años más pérdidas que ganancias. Sin embargo, supo diferenciarse de la competencia al ofrecer una suscripción mensual por el alquiler de DVD acompañado de un historial de las películas alquiladas y un seguimiento personalizado delos gustos de cada cliente.  La innovación en el servicio brindado, el uso de internet  y el pago electrónico, aseguraron una rápida expansión en los hogares estadounidenses.

En la actualidad Netflix se ha convertido en uno de las principales fuentes de entretenimiento online, tiene aproximadamente 93 millones de suscriptores distribuidos en más de 190 países  y dispone de 150 millones, aproximadamente, de horas por día de contenidos en streaming (reproducir el archivo en tiempo real y en línea). Tal vez, uno de sus principales atractivos, más allá de la calidad de la imagen, sea el hecho de poder elegir qué ver, cuándo y cómo hacerlo, sin tener que esperar un día y horario determinado. La plataforma está ideada para brindar satisfacción inmediata, siendo la tecnología su principal aliada ya que se acomoda al ancho de banda de cada usuario y les brinda una copia adecuada a sus capacidades de conectividad. La velocidad de conexión mínima requerida es de 0,5 megabits por segundo, pero mientras más rápida mejor es la calidad de vídeo. En casos de baja conexión se reduce la calidad pero jamás se cancela la transmisión.

Otra de las características, es el interés que muestra la empresa por la opinión de sus suscriptores, por eso trabaja arduamente para asegurarse de que las recomendaciones de Netflix Tailer se ajusten a los gustos de cada usuario, incluso decidieron cambiar la calificación de estrellas por la de likes para que fuera más directa la opinión, ya sea a favor o en contra.

Son muchos los beneficios que los seguidores de Netflix encuentran en el servicio, las audiencias ya no se conforman con los contenidos tradicionales, de historias y personajes repetidos que no brindan nada nuevo, buscan continuamente narrativas originales acorde a la realidad mundial. A ello se debe el éxito rotundo de las diferentes series que tratan temáticas antes no mostradas en la pantalla televisiva, sin dudas, uno de los mayores aciertos  de la compañía ha sido producir contenidos propios (Netflix Originals). La iniciativa surgió en el 2013 a partir del éxito que tuvo la serie House of Cards, que ya va por su quinta temporada y trata principalmente temas de manipulación y poder en la clase política de Estados Unidos.  La serie House of Cards, marcó el comienzo de un camino a recorrer y reavivó el debate de la necesidad de adaptar los contenidos audiovisuales a la demanda y preferencias de los usuarios.

La variedad de contenidos se ve reflejada en las diferentes series que se encuentran disponibles en la plataforma, batiendo records por la cantidad de visualizaciones por día, como sucedió con el programa “Breaking Bad”. Muchas de las series han sido premiadas por el alto presupuesto invertido en su producción como es el caso de “The Crown”, distinguida con el Golden Globe al mejor drama, también las series “Stranger Things”, “The Get Down” y “Orange is the New Black” han tenido una gran aceptación y reconocimiento por parte del público. En Netflix la cartelera se renueva permanentemente, entre las novedades para este año figura la 5°temporada de “Orange isthe New Black” la serie de Jenji Kohan sobre un grupo de presas, que fue uno de los primeros grandes éxitos de su autoría. También se anunció la segunda temporada de “The OA” la serie de género fantástico.

Más allá de que la mayoría de los contenidos propios son producidos en los Estados Unidos, hay cierta tendencia hacia los producciones realizadas en otros lugares del mundo, en un idioma distinto al inglés, como es el caso de la popular serie “3%” producida en Brasil, también “Sense 8”es un ejemplo de las realizaciones multiculturales que van ganando espacio entre las propuestas de Netflix.

Con méritos de sobra, Netflix supo ganarse un lugar privilegiado en las preferencias de millones de usuarios, lo que ha puesto en vilo a los principales productores y empresas televisivas, peligrando por un lado la supremacía de años, pero también reclamando un aire de renovación no solo en los contenidos, sino también en su vínculo con el público. Lo que depara el futuro no podemos saberlo, pero sí está claro que el consumo de ficción ha cambiado y cada vez hay más personas que prefieren ver una temporada a su ritmo. Por eso en un mundo que corre rápido, que no para, que no da respiro, el sentarse a ver una maratón de las series favoritas puede convertirse para muchos,en la mejor opción para disfrutar del tiempo libre.

 

Nota: Romina Bavastro

More from Anatomia Urbana

Latitud 33. El balcón y el espejo de la sensualidad

¿De qué planeta es el amor? ¿De que mentira es el tiempo?...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *